Síntomas para consultar durante un embarazo asistido

Comparado con un embarazo natural, un embarazo asistido no tiene mayores diferencias con el proceso de gestación y desarrollo del embrión.

Durante las primeras semanas de embarazo, después de haber realizado la inseminación, es importante que trate de estar tranquila, evitar el estrés y la ansiedad.

¿Qué debo evitar durante el embarazo?

También es aconsejable que evite los movimientos fuertes, cargar elementos pesados y hacer ejercicio de alta intensidad. Estos embarazos de difícil consecución son denominados de alto riesgo y es importante estar atento a cualquier síntoma que se presente, seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas y estar lo más tranquilo posible. Además se debe cuidar la alimentación, buscando incrementar los productos sanos y saludables, frutas y verduras y evitar los alimentos y bebidas no recomendables como azucares, alcohol, cafeína, gaseosa y pescado crudo.

El estado anímico es vital para sentirse bien durante el embarazo, así que busque tranquilidad, estar en compañía de personas alegres, reír y transmitir esa felicidad al bebé. Los embarazos no son una enfermedad, pero dependiendo de los síntomas y cómo se sienta la embarazada, será también la forma de llevarlo. Las recomendaciones médicas son importantes y debe seguirlas, asista a los controles prenatales, a las ecografías y realice los exámenes médicos y procedimientos que le receten, pues de este cumplimiento dependerá la vida del bebé que está por nacer y de la mamá. Igual sucede con los síntomas durante el embarazo, no varían mucho en los dos casos, pero se debe estar alerta a consultar el servicio de urgencias para evitar cualquier inconveniente.

Signos y síntomas de consulta.

Durante el periodo de gestación no dude en consultar a su médico ante cualquier duda, pues él será quien descarte posibles complicaciones y más cuando el embarazo ha sido por reproducción asistida, pues estos en sus inicios requieren de más cuidado. Cuando presente alguno de los siguientes síntomas, lo mejor es que asista al servicio de urgencias para evitar cualquier riesgo en el embarazo:

  • Sangrado vaginal copioso y de color rojo intenso.
  • Contracciones intensas, dolorosas, que no se calman con el cambio de posición o descanso.
  • Vómitos intensos o intolerancia a los alimentos y bebidas, pues puede presentar una deshidratación.
  • Fiebres superiores a 38OC y más aún, cuando no hacen parte de un resfriado, sino que se presentan solas.
  • Los dolores de cabeza son normales en el periodo de embarazo, pero si este no disminuye con medicamentos y se vuelve intenso, es recomendable asistir a urgencias, pues puede estar asociado a una subida de tensión arterial, que puede complicar el embarazo.
  • Ausencia de movimiento del feto: después de la semana 24 la actividad del bebé empieza a sentirse. Si nota que no se mueve o está inactivo, consulte de inmediato.
  • Rotura prematura de la bolsa de aguas: si la bolsa se rompe antes de la fecha prevista del parto o si
  • el líquido es verde, acuda a urgencias pues podría haber sufrimiento fetal.
Comments are now closed for this article.