Reconstrucción mamaria tras cáncer de mama

La reconstrucción de la mama tras un cáncer, es uno de los procedimientos quirúrgicos de cirugía plástica más seguros, y, sobre todo, más gratificantes para la paciente.

La reconstrucción de la mama restaura la imagen corporal, facilita la estabilidad emocional y mejora la calidad de vida de la paciente, es definitiva y permite llevar una vida social y sexual normal.

La reconstrucción mamaria puede realizarse al mismo tiempo que se extirpa la mama, reconstrucción inmediata; o puede hacerse en otra intervención quirúrgica posteriormente, reconstrucción diferida. La reconstrucción inmediata no entorpece ni demora el tratamiento del cáncer de mama con quimioterapia o radioterapia.

Después de una cirugía de cáncer de mama, es probable que la paciente quiera que se le realice una reconstrucción mamaria para tener una mejoría estética que repercuta en su estado de ánimo general.

Opciones

Hay varias opciones, como la reconstrucción con un implante mamario que puede ser de silicona o de agua, o mediante el uso del tejido de la misma paciente. Estas cirugías se pueden realizar al mismo tiempo que la mastectomía o después.

La decisión de reconstruirse la mama es personal y tiene que basarse en la información que tenga el médico y la paciente sobre su estado de salud general.

Quién debe realizar la reconstrucción mamaria

La reconstrucción de la mama debe realizarla un cirujano plástico, existen nuevas técnicas que permiten crear una mama muy similar a la otra. La reconstrucción mamaria, dependiendo de la paciente, puede conseguir el aspecto de una mama de muy natural, incluyendo la areola y el pezón; esto permite prescindir de las prótesis externas de relleno, así como usar todo tipo de ropa.

Reconstrucción inmediata

Se realiza en la misma cirugía en la que se extirpa la mama. Permite conservar prácticamente toda la piel, excepto la areola y el pezón, y obtener un resultado estético muy superior al que se podría conseguir en la reconstrucción diferida. Puede realizarse empleando tejidos autólogos o tejidos de la propia paciente, o empleando implantes.

Permite una recuperación psicológica más rápida, pues la mujer no llega a verse sin senos, además de mermar el número de intervenciones quirúrgicas necesarias para acabar el tratamiento.

Reconstrucción diferida

Se hace un tiempo después de la mastectomía cuando por cualquier razón no se hace de inmediato, normalmente debido al estado de salud de la paciente. Sus resultados estéticos normalmente no son tan buenos como en la reconstrucción mamaria inmediata. Puede hacer con tejidos de la espalda o mediante implantes.

Leave a Reply