Otros tratamientos para combatir el cáncer de mama

Muchas veces la cirugía por sí misma no nos libra del cáncer de mama y debemos hacer otros tratamientos combinados para mejorar el pronóstico y las opciones de recuperación.

La radiación, quimioterapia y otros tratamientos del cáncer de mama pueden extenderse de tres días a seis semanas, según lo considere el médico de acuerdo con el tipo de cáncer, su ubicación y el estado de salud en general.

Entre estas opciones de tratamiento están:

Radioterapia

La radioterapia emplea energía de gran potencia, como los rayos X y los protones, para destruir las células cancerosas. Se utiliza una máquina de gran tamaño que dirige haces de energía al cuerpo. Cuando el cáncer es de gran tamaño o se ha extendido a los ganglios linfáticos, los médicos pueden recomendar aplicar radioterapia en la pared torácica.

 

Braquirradioterapia

Es el tratamiento que incluye la introducción de material radioactivo al interior del cuerpo, se usa cuando es bajo el riesgo de aparición del cáncer.

 

Quimioterapia

Son medicamentos para destruir las células cancerosas de crecimiento rápido. Se usa cuando el médico considera que hay riesgo de que el cáncer de mama vuelva a aparecer o que se pueda extender a otra parte del cuerpo. Puede ordenarse antes de la cirugía para reducir los tumores de gran tamaño y luego extraerlo con más facilidad.

  • También se usa la quimioterapia para controlar el cáncer y disminuir sus síntomas y cuando el tumor canceroso se ha extendido a otras partes del cuerpo.
  • Se administra en varios ciclos combinados con periodos de descanso, su duración depende del medicamento empleado y de la salud general del paciente.
  • La quimioterapia puede darse de varias formas: oral, intravenosa, inyección muscular, intratecal o directamente en la cavidad peritoneal, intraarterial o tópica.

Terapia de bloqueo hormonal

Se usa para tratar cánceres de mama sensibles a las hormonas, se puede realizar antes o después de la cirugía o de otros tratamientos con el objetivo de disminuir la posibilidad de que el cáncer de mama vuelva a desarrollarse; cuando ya se ha extendido, la terapia de bloqueo hormonal puede encogerlo o controlarlo.

Medicamentos de terapia dirigida

  • Atacan las anomalías específicas de las células cancerosas. Para saber si son beneficiosos para la paciente, se analizan sus propias células cancerosas.
  • Se utilizan después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva y en algunos casos, para desacelerar el crecimiento del tumor.

 

Inmunoterapia

La inmunoterapia estimula las defensas naturales para combatir el cáncer, puede usar sustancias producidas por el cuerpo o sustancias fabricadas en un laboratorio para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario. Se usa en caso de cáncer de mama triple negativo, lo cual significa que las células cancerosas no tienen receptores de estrógeno, progesterona o HER2. Se usa combinada con quimioterapia para tratar el cáncer avanzado que se ha extendido a otras partes del cuerpo.

 

Cuidados de apoyo o cuidados paliativos

El objetivo es ayudar a sentirse mejor a una persona con una enfermedad grave. Consiste en brindar alivio del dolor y de otros síntomas de la enfermedad y puede usarse al tiempo con algunos tratamientos agresivos, como cirugía, quimioterapia o radioterapia. Los cuidados paliativos no curan la enfermedad, se utilizan en conjunto con otros tratamientos, para que las personas pueden sentirse mejor y vivir más tiempo, mejoran la calidad de vida del paciente y su familia.

 

Leave a Reply