Diabetes tipo 1

En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. El 5% de los diabéticos son diagnosticados como diabéticos tipo 1, es una enfermedad que aparece en la infancia, cuando somos niños o cuando somos adultos jóvenes, por eso también es conocida como diabetes juvenil.

Hoy en día, los niños diagnosticados con diabetes tipo 1 pueden tener un vida larga y saludable, con tratamiento adecuados y con la aplicación diaria de insulina.

La diabetes es una enfermedad que afecta a toda la familia, pero especialmente cuando es un niño quien recibe el diagnóstico.

La insulina y la diabetes tipo 1

La insulina es vital para poder vivir. La dosis a usar debe corresponder a los alimentos que comemos y a la actividad física que realizamos diariamente.

La insulina no puede administrarse por vía oral puesto que las enzimas digestivas interfieren en la acción de la insulina. Se inyecta con jeringa y una aguja fina o con una pluma de insulina. 

El ejercicio y la diabetes tipo 1

Independientemente del tipo de diabetes que tengamos, hacer actividad física regularmente es muy importante para nuestra salud y nuestro bienestar general.

En ocasiones, se nos puede bajar la glucosa en la sangre durante o después del ejercicio; por eso es muy importante tomar precauciones y debemos estar listos para ello y mantener siempre un alimento o una bebida con carbohidratos, que permita subir rápidamente el nivel de glucosa en la sangre.

Cuando nuestro nivel de glucosa en la sangre está alto

A los diabéticos también se nos puede subir el nivel de glucosa en sangre durante o después del ejercicio, sobre todo si es un ejercicio de alta intensidad, pues aumenta el nivel de hormonas del estrés y estas elevan la glucosa.

Acompañamiento médico

Nuestro médico nos ayudará a encontrar el equilibrio entre la actividad física, la comida y la insulina. Para ello nos pedirán hacer algunas pruebas y llevar un diario para poder hacer un plan y modificarlo de acuerdo a nuestras necesidades.

Y al final… trasplante

El trasplante se considera para aquellas personas con diabetes tipo 1, cuando no se puede controlar, o cuando tiene más complicaciones y también requiere trasplante de riñón; no siempre son exitosos y tienen muchos riesgos. También requiere de tomar inmunosupresores de por vida para prevenir el rechazo del páncreas, que pueden producir efectos secundarios graves.

Comments are now closed for this article.