Detección del cáncer de mama

 

El cáncer de mama, detectado a tiempo es curable en casi el 100% de los casos. Si bien es cierto que el cáncer de mama no avisa, podemos adelantarnos y detectarlo antes de que aparezcan los síntomas.

El autoexamen nos permite detectar alguna masa o anomalía en las mamas, pero no se recomienda como el único método para el diagnóstico temprano.

Control médico

El control médico periódico es muy importante; se examinan ambas mamas y los ganglios linfáticos de las axilas para verificar si existen nódulos u otras anomalías

Mamografía

La mamografía es la técnica más eficaz para detectar anomalías hasta dos años antes de que sean palpables, cuando aún no han invadido ni se han diseminado a los ganglios ni a otros órganos; detectado a tiempo, permite realizar tratamientos menos agresivos. Es una prueba periódica que cubre el Plan Obligatorio de Salud. La dosis de radiación empleada en la mamografía es mínima e inofensiva; no duele, lo único es la presión de las placas sobre los senos.

Ecografía

La ecografía mamaria se usa para determinar si un nódulo mamario es una masa sólida o un quiste lleno de líquido.

Resonancia

La resonancia magnética de mamas es otra opción para el diagnóstico.

Biopsia

La biopsia, cuando se extrae una muestra de las células mamarias, es la única forma definitiva de hacer un diagnóstico de cáncer de mama. Dichas muestras se remiten al laboratorio para analizar y determinar si las células son cancerosas, el tipo, la agresividad del cáncer, así como también determinar si tienen receptores hormonales u otros que permitan influir en las opciones de tratamiento.

Se pueden utilizar otros exámenes y procedimientos dependiendo de cada paciente y de acuerdo con lo que determine el médico.

Comments are now closed for this article.