Denominación de las quemaduras según el impacto en la piel

Una quemadura es una lesión a los tejidos corporales, derivada de un cambio de energía y temperatura, de extremo calor o extremo frío, y puede ser térmica, química, radioactiva o eléctrica.

 

Las quemaduras graves siempre necesitan atención médica inmediata. La atención a tiempo ayuda a prevenir la cicatrización, la discapacidad y las deformaciones. Son mucho más graves las quemaduras en la cara, las manos, los pies y los genitales.

 

Los niños menores de 4 años y los adultos de más de 60 años, tienen una mayor probabilidad de presentar complicaciones y morir por quemaduras graves, debido a que su piel es más delgada en estas edades.

 

Las quemaduras se clasifican de acuerdo con la profundidad del daño que ocasionan en los tejidos del cuerpo y por su extensión de la misma, así:

Quemaduras – Clasificación por profundidad 

Grado Espesor Presentación clínica
I Superficial Solo afecta la capa externa de la piel o epidermis.

Síntomas: Piel seca, rojiza, palidece a la presión, muy dolorosa.

IIA Parcial superficial Afecta tanto la epidermis como la dermis o segunda capa de la piel.

Síntomas: Piel rojiza, brillante, con ampollas, palidece a la presión, muy dolorosa.

IIB Parcial profunda Afecta tanto la epidermis como la dermis o segunda capa de la piel.

Síntomas: Todo lo anterior más ampollas que se rompen fácilmente, ya la piel no palidece a la presión.

III Profunda Alcanza la capa de grasa que se encuentra debajo de la piel.

Síntomas: Piel seca, blanquecina-grisácea, no palidece a la presión, y hay poco o nada de dolor.

IV Total Síntomas: Se afecta músculo y hueso, y cuando es en el abdomen y el tórax puede llegar a verse los órganos internos.

En ocasiones es posible que una persona tenga varias quemaduras al mismo tiempo.

Leave a Reply