Cuidado con la diarrea es más peligrosa de lo que parece

Cuando el niño presente diarrea, continúe con su dieta habitual, ofrezca más productos almidonados y mucho líquido. Si no quiere recibir nada, informe a su médico.

Tenga cuidado

En caso de tener diarrea es muy importante estar pendiente de los siguientes síntomas, pues ellos son indicadores de deshidratación:

Sequedad en la boca

Poca orina o muy oscura

Falta de lágrimas

La diarrea en un niño se presenta cuando tiene frecuentes y blandas evacuaciones. Su causa puede ser por ingesta de alimentos, bebidas o antibióticos, así como por una infección bacteriana o presencia de parásitos.

Cuidado con la diarrea en los niños

La diarrea es un aumento de la frecuencia de la evacuación intestinal. Se habla de que es moderada cuando hay poca evacuación y aguda cuando son muchas evacuaciones, acuosas y de forma abundante. La severidad de una diarrea

 

se mide por la frecuencia de deposiciones y se complica cuando por la pérdida excesiva de líquido se produce una deshidratación. Los niños son más vulnerables a deshidratarse, por eso es muy importante estar pendiente de ellos y sus síntomas.

 

Causas de la diarrea

La diarrea se presenta generalmente por una infección vírica de la pared de los intestinos (gastroenteritis), por bacterias, parásitos o alergia a los alimentos.

Cuando se presentan una ó dos evacuaciones líquidas, lo más factible es que se haya generado por algún alimento, en caso de presentarse con más frecuencia y los síntomas mencionados, lo mejor es visitar a su médico o asistir al servicio de urgencias para que busquen qué le está causando la enfermedad.

Las diarreas por infección generalmente duran varios días y a veces hasta dos semanas, tiempo durante el cual se debe evitar la deshidratación y seguir las recomendaciones médicas.

Otros cuidados

En el caso de los niños la piel es muy delicada, por esta razón es importante que evite que se irrite. Cada vez que lo lleve al baño o le cambie el pañal, lave toda el área y protéjala con vaselina o cremas hidratantes.

Si usa pañales, cámbielo después de cada evacuación y evite que esté en contacto con la piel del bebé por mucho tiempo. También es aconsejable usar pañales súper absorbentes. Recuerde lavar la zona cada vez.

Si adicionalmente el bebé presenta vómitos, siga el tratamiento alimenticio de la diarrea. Si no frena ninguno de los dos, diríjase al servicio de salud.

 

Llame a su médico

La diarrea es una enfermedad de cuidado, sobre todo en los niños, por eso es importante que sepa cuándo debe llamar o acudir a su doctor. Solicite valoración médica cuando:

Exista deshidratación

Se presenta sangre en la diarrea

Aparece pus o mucosa en la diarrea

Diarrea aguda (más de 8 evacuaciones en las últimas 8 horas)

Presenta fiebre

Su hijo se siente muy mal

 

Cuidados

 

El principal tratamiento de la diarrea en los niños en mantener una dieta ligera y tomar mucho líquido.

 

En el caso de estar tomando Suero Oral por dos o más días, las evacuaciones se tornarán más acuosas y de color verde, a esto se le llama “heces de hambre”.

 

Trate de que su hijo tome agua . Si no recibe ningún alimento sólido, insista en que tome bastante suero o caldo casero.

 

Dele alimentos con almidón, pues estos son fáciles de digerir. Por ejemplo: galletas, flan, fideos, arroz, papas.

 

No le de jugos de frutas, pues estos tienden a empeorar la situación.

 

Proporciónele galletas saladas para reemplazar el sodio perdido, así como huevos, yogurt o proteínas.

 

Evite el consumo de alimentos muy pesados o que normalmente le caigan mal, así como el consumo de refrescos con gas.

 

Algunos tipos de diarrea pueden ser contagiosas, así que lávese las manos siempre que cambie los pañales del niño y cuando lo acompañe al baño.

 

 

Comments are now closed for this article.