Cero Tolerancia

Es importante que recordemos por qué no se debe conducir bajo los efectos del alcohol, las facultades que se pierden y las sanciones que se podrán recibir en caso de hacerlo.

Lo invitamos a no combinar gasolina con alcohol y evitar accidentes y penalizaciones.

¿Qué pasa con mi cerebro cuando manejo ebrio?

“La embriaguez es un estado de alteración transitoria de las condiciones físicas y mentales causadas por una intoxicación aguda que no permite una adecuada realización de actividades de riesgo, entre ellos la conducción.” Este es el significado de embriaguez según el Código Nacional de Tránsito. Al tomar licor las facultades mentales sufren transformaciones que disminuyen la capacidad de respuesta. Desde el primer grado de alcohol ya se presentan problemas de visión, disminución de la percepción espacial (manejo de distancias), la capacidad de reaccionar se reduce, disminuye la sincronización de movimientos, etc. Opuesto a lo que pasa en el organismo, el cerebro se siente mucho mejor, eufórico y más capaz de asumir comportamientos arriesgados o peligrosos. Conforme pasan los tragos y los niveles de alcohol aumentan, también se van aumentando todas las transformaciones arriba mencionadas, hasta llegar a tener capacidad cero para manejar, pero toda la euforia para tomar el volante y convertirse un riesgo contra su propia vida y la de los que le rodean.

¿Cuál es el procedimiento de las autoridades?

Si usted ha decido manejar y hs tomado, las consecuencias pueden ser muy altas y costosas. En caso de que las autoridades encuentren que está bajo los efectos del alcohol, le realizarán pruebas para comprobar el grado de embriaguez, y para ello, las autoridades tienen tres métodos, el alcosensor que mide el alcohol en el aire exhalado; alcoholimetría que es un examen de sangre y la alcoholuria que es un examen de orina, en estos dos últimos procedimientos se mide el grado de alcohol que hay en los dos componentes.

En Colombia se han determinado cuatro grados de alcoholemia, dependiendo de los mg. de etanol por cada 100 mililitros de sangre, así:

  • El grado 0 que va desde 20 a 39.
  • El grado 1 que va desde 40 a 99
  • El grado 2 que va de 100 a 149
  • El grado 3 que va por más de 150

¿Cuáles son las consecuencias legales?

En Colombia la combinación de alcohol y gasolina está penalizada de acuerdo al grado de alcoholemia del conductor. En grado cero por primera vez la suspensión es por un año, la multa es de 90 SDLV – ($1.768.500), 20 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por un día, grúa y parqueadero. Por segunda vez la suspensión es por un año, la multa es de 135 SDLV ($2.652.750), 20 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por un día, grúa y parqueadero. Por tercera vez la suspensión es por tres años, la multa es de 180 SDLV – ($3.537.000), 30 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 3 días, grúa y parqueadero.

En grado uno por primera vez la suspensión es por tres años, la multa es de 180 SDLV –($3.537.000), 30 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 3 días, grúa y parqueadero. Por segunda vez la suspensión es por seis años, la multa es de 270 SDLV – ($5.305.500), 50 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 5 días, grúa y parqueadero. Por tercera vez cancelación de la licencia, la multa es de 360 SDLV – ($7.074.000), 60 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 10 días, grúa y parqueadero.

En grado dos por primera vez la suspensión es por cinco años, la multa es de 360 SDLV -(7.074.000), 40 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 6 días, grúa y parqueadero. Por segunda vez la suspensión es por diez años, la multa es de 540 SDLV – ($10.611.000), 60 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 10 días, grúa y parqueadero. Por tercera vez cancelación de la licencia, la multa es de 720 SDLV – ($14.148.000), 80 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 20 días, grúa y parqueadero.

En grado tres por primera vez la suspensión es por diez años, la multa es de 720 SDLV -($14.148.000), 50 horas comunitarias,
inmovilización de vehículo por 10 días, grúa y parqueadero. Por segunda vez cancelación de la licencia, la multa es de 1.080 SDLV – ($21.222.000), 80 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 20 días, grúa y parqueadero. Por tercera vez cancelación de la licencia, la multa es de 1.440 SDLV – ($28.296.000), 90 horas comunitarias, inmovilización de vehículo por 20 días, grúa y parqueadero.

Además, el gobierno planteó más sanciones para los conductores ebrios, implementando medidas que permitan pasar de simples infracciones a convertir la conducta en un delito penal sancionable con pena de prisión no excarcelable. Esto quiere decir que ya no sólo habrá multas sino que podrá ir a la cárcel.

Comments are now closed for this article.