Beneficios fìsicos del ejercicio

 

La práctica regular de ejercicio físico es ideal para prevenir y tratar los principales factores de riesgo cardiovascular modificables, como la diabetes, la hipertensión y la dislipemia o colesterol alto. El ejercicio mejora nuestro rendimiento físico, y solo en casos particulares puede ser riesgoso para la salud.

Realizar alguna actividad física, de moderada intensidad durante treinta minutos diarios cinco veces o de intensidad alta durante un mínimo de veinte minutos diarios tres veces por semana, mejora nuestra capacidad funcional. Todos los que nos salimos de este esquema somos considerados sedentarios.

El progresivo aumento de la expectativa de vida y los cambios en la alimentación y el estilo de vida a los que se ha expuesto el ser humano, es algo para lo que no estábamos preparados, por ello, la práctica regular de ejercicio físico es una recomendación establecida para mantenernos sanos.

Quienes trabajamos tenemos la excusa perfecta para no hacer ejercicio pues no disponemos de tiempo suficiente, pero la actividad física realizada durante el trabajo también nos puede ayudar. Podemos hacer pausas activas, ir al baño más lejano, usar las escaleras, caminar al puesto de un compañero para hacer una consulta en vez de llamarlo, podemos ser creativos y modernos lo más que podamos.

Beneficios físicos del ejercicio

  • Reducción de grasas y quema de calorías, reduciendo el tejido adiposo o de grasa, al mismo tiempo que disminuye nuestro peso corporal.
  • Mejora nuestra condición física general para atender nuestra vida cotidiana.
  • Ayuda al sano crecimiento de huesos y articulaciones, aumentando la masa muscular y favoreciendo el aumento de nuestra fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad.
  • Previene enfermedades cardiovasculares y respiratorias; el corazón es un músculo que trabajado con constancia permite la mejor circulación y oxigenación de la sangre, mejorando las funciones pulmonares, previniendo enfermedades como la hipertensión arterial y reduciendo nuestros niveles de colesterol y triglicéridos.

Otros efectos benéficos

  • Los efectos positivos de la actividad física y el ejercicio no solo son en el área cardiovascular, sino que también se obtienen otros efectos beneficiosos psicológicos, sociológicos y en determinadas enfermedades.
  • Uno de los efectos más benéficos y directos del ejercicio físico es la disminución de la resistencia a la insulina, puesto que el tejido muscular aumenta su capacidad de captación de glucosa, disminuyendo el riesgo de diabetes, permitiendo controlar la glicemia e incluso, en algunos casos, llegar a reducir las dosis necesarias de fármacos antidiabéticos o de insulina.
  • Los ejercicios de alto componente dinámico previenen la hipertensión arterial y disminuyen la presión sanguínea en los hipertensos.
  • El ejercicio físico combinado con una dieta baja en calorías ayuda en la prevención y en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, pues permite reducir el peso corporal, el porcentaje de grasa corporal.
  • La mejora del perfil lipídico es otro de los grandes beneficios del ejercicio físico habitual.

 

Leave a Reply